​Un Directorio Fantástico

|


Gonzalo jimenez

Hace dos años presentamos el estudio “Los Otros Directores”, en donde revisamos los Gobiernos Corporativos de 83 empresas listadas en Bolsa y dimos cuenta de la escasa diversidad en cuanto a formación profesional, género, edad, que existe entre quienes dirigen los destinos de las grandes empresas de Chile.


Entre los resultados, el análisis destaca que la mayor parte de los directores estudiaron carreras denominadas “tradicionales”, como Ingeniería Comercial (35,4%), Ingeniería Civil (25,9%) y Derecho (14,3%). Sólo un 12,4% corresponde a profesiones no tradicionales.


La situación pareciera estar cambiando y para mejor, pero siempre a paso muy lento y con mucho menos atrevimiento del que se espera. No solo se trata de incorporar nuevas y más profesiones en la mirada estratégica o de aumentar el número de mujeres; están también “las otras diversidades”.


Personas que provengan de la Academia, de las Fuerzas Armadas, de ONG etc., así como la convergencia de distintas generaciones y corrientes valóricas, capaces de mirar el mundo con diferentes prismas y prioridades, constituye un aporte, a mi modo de ver esencial, al momento de direccionar con sentido de trascendencia cualquier empresa o negocio. Esa sí que sería una “diversidad fantástica” en el mundo corporativo.


Esperamos que los anuncios que haga el Presidente en los próximos días, respecto de los nombramiento pendientes en los Directorios de las Empresas del Estado, vaya en ese sentido y se logre una matrix equilibrada entre competencias técnicas y la tan necesaria capacidad de romper paradigmas que requiere nuestro Estado para dar el salto de modernización, eficiencia y foco en el futuro que todos esperamos. De todas formas, suerte y éxito a los que vengan.