​Prohibición Inconstitucional del Lucro

|


Hermogenes Perez de Arce

“No al lucro” implica prohibir que alguien gane con lo que hace. Si se consagrara por ley esa norma en la fabricación de pan, el dueño de la panadería tendría que cobrar por el pan nada más que lo que le hayan costado la harina, el salario de los trabajadores, los otros insumos y los combustibles, sin dejar ningún margen de ganancia para él. El panadero no podría “ganarse el pan”. En su casa no tendrían qué comer.


Él, con toda razón, alegaría que ha sido privado de su libertad de trabajo, garantizada por el art. 19 N° 16 de la Constitución a toda actividad que no sea contraria “a la moral, las buenas costumbres, el orden público o la seguridad nacional”.


Y que también ha sido privado del derecho constitucional a la libre contratación del art. 19 N° 16, que le garantiza una “justa retribución”, pues “no al lucro” implica que no hay ninguna retribución. Sólo puede cubrir sus costos.


Por las mismas razones es inconstitucional la prohibición del lucro en la enseñanza superior, sobre todo si el art. 19 N° 11 de la Constitución les garantiza a todos los ciudadanos la libertad de “abrir, organizar y mantener establecimientos educacionales”. “No al lucro” les hace imposible ejercer esa libertad, porque, si lo hacen, ellos y sus familias no podrían ganar nada y se morirían de hambre.


En particular, la Constitución también dice en su art. 19 N° 26 que los preceptos legales “no podrán afectar los derechos en su esencia ni imponer condiciones, tributos o requisitos que impidan su libre ejercicio”. Es evidente que una ley que le dice “no al lucro” afecta en su esencia el derecho a la libertad de enseñanza e impide su ejercicio.


“Hay que” interponer ese recurso de inconstitucionalidad. No puede perderse. Sobre todo que el Tribunal Constitucional es serio y respeta las leyes. No como la Sala Penal de la Corte Suprema. Universidades privadas: interpongan el recurso de inconstitucionalidad contra el “no al lucro” y les debería ir bien.


Hermógenes Pérez de Arce