​Atezolizumab ya está disponible para tumores de pulmón y vejiga en estadio metastásico

|


Tecentriq atezolizumab

Roche ha anunciado la aprobación en España de atezolizumab (Tecentriq) como primera inmunoterapia antiPD-L1 con una doble indicación para cáncer de pulmón no microcítico (CPNM), localmente avanzado o metastásico que hayan recibido un tratamiento previo y vejiga en estados avanzados o metastásicos. Se trata de la primera inmunoterapia para este tumor urológico y el primer antiPD-L1 para el carcinoma pulmonar.


Atezolizumab se ha diseñado para unirse a una proteína denominada PD-L1 presente en la superficie de las células tumorales, bloqueando su interacción con los receptores PD-1 y B7.1. De ese modo, hace posible que las células del sistema inmune detecten y destruyan las células tumorales.


La indicación financiada por el Ministerio para atezolizumab es en monoterapia para el CPNM localmente avanzado o metastásico en pacientes tratados previamente con quimioterapia, independientemente del nivel de expresión de PD-L1. Es preciso que los pacientes con la mutación EGFR o ALK positiva hayan recibido una terapia dirigida antes de ser tratados con esta nueva terapia. Y por otro lado su indicación está aprobada también en monoterapia para adultos con carcinoma urotelial localmente avanzado o metastásico (CUm) que han sido tratados previamente con quimioterapia basada en platino, independientemente del nivel de expresión de PD-L1.


“Esta aprobación supone un hito importante para Roche porque es la primera inmunoterapia aprobada y financiada en España para cáncer de pulmón no microcítico y cáncer de vejiga”, ha explicado en rueda de prensa Annarita Gabriele, directora médico de Roche España. “En cáncer de vejiga es una gran noticia porque no hemos tenido ningún avance en 30 años”, añadía.


Mayor superviviencia


La aprobación de atezolizumab en CPNM se ha basado en los resultados de los estudios aleatorizados fase III OAK y fase II POPLAR. Los resultados del OAK demostraron que los pacientes alcanzaban de una mediana de supervivencia de 13.8 meses, logrando 4.2 meses más que la que consiguen los que recibieron la quimioterapia.


En cáncer de vejiga su autorización se ha basado en los resultados del estudio aleatorizado fase III IMvigor211. Aunque el estudio IMvigor211 no alcanzó su objetivo principal de supervivencia global en comparación con quimioterapia, mostró que la mediana de la duración de la respuesta, uno de los objetivos secundarios del ensayo, fue de 21,7 meses en los pacientes tratados con atezolizumab en comparación con 7.4 meses del grupo de quimioterapia. La mayoría de los pacientes que respondieron al tratamiento (63%) continuaron respondiendo al mismo, en comparación con el 21% de los tratados con quimioterapia.(Gaceta Médica)