​Que la paz esté con ustedes… y con los impuestos

|


Andres isla

Saliendo de la misa del domingo el cura pide que nos demos un saludo de paz entre los parroquianos, y créanme que este fin de semana no pude dejar de acordarme de mis queridos colegas asesores tributarios, que si hay algo que no han tenido es, precisamente, la paz en materia técnica, al menos.


Las semanas que vienen, hasta cerrar abril, caen como balde agua fría sobre la implementación dura y concreta de la reforma tributaria del gobierno, que no ha estado exenta de polémicas. El Colegio de Contadores, por un lado, dando una lucha en los medios de comunicación por aplazar la Operación Renta a junio, por otro lado, la autoridad tributaria corrigiendo criterios técnicos a última hora, modificando los plazos de presentación de declaraciones juradas y, por su parte, mis queridos colegas contadores, abogados y tributaristas en general, asesorando de la mejor forma posible a la comunidad económica y tratando de explicar conceptos nuevos que se están aplicando, como STUT, TEF, RAI, DAN, REX,CRE, RAI neto, SAC sin restitución, semintegrado, atribuido, y si a esto le sumamos el cambio de gobierno, no nos queda más que decir que estamos presenciando la tormenta perfecta y quienes de verdad aportan con el pago de sus impuestos están casi incrédulos ante este tamaño espectáculo.


En lo personal, en un seminario en el que estuve presente relacionado con Operación Renta, al final del curso y ante el bombardeo de información que se recibió, preguntó un alumno, un tanto aproblemado, si le podíamos repetir el curso nuevamente ¡por favor!. La verdad, es que logré ver en su alma, la angustia que llevaba por dentro y en un gesto casi paternal, le dije como sugerencia, que para este proceso hiciera una correcta renta líquida imponible, un buen capital propio tributario y un buen RAI, y que de lo demás el tiempo daría la respuesta.


A este alumno, a los tributaristas en general, contribuyentes y a todos en el país, desde esta tribuna, les deseo que la paz este con todos ustedes y también con mis queridos impuestos.


Andrés Isla

Director de Consultoría Tributaria de EY Chile