Resultado de Quiñenco cae 39%, por efecto contable de dilución de CSAV en Hapag-Lloyd tras fusión con UASC

|


QUINENCO2

Quiñenco registró una ganancia de $108.740 millones en 2017, cifra que representa una caída de 39% respecto del año anterior. Esto se explica fundamentalmente por el resultado de Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV), que refleja una pérdida contable y puntual de US$167 millones de acuerdo a las normas IFRS, derivada

de la dilución en Hapag-Lloyd por su fusión con United Arab Shipping Company (UASC).


Sin embargo, esta pérdida fue aminorada en parte por dos efectos. Primero, la ganancia contable de US$15 millones producto del incremento en la participación de CSAV en Hapag-Lloyd en el último trimestre del año, cuando alcanzó el 25,5%. También, por la participación de CSAV en los positivos resultados que la naviera alemana en 2017, que alcanzaron los US$30 millones y

revirtieron la pérdida de US$107 millones de 2016.


Este repunte se debió especialmente al significativo crecimiento del resultado operacional de la compañía, dado el mayor volumen transportado en gran medida por la fusión con UASC, y una leve recuperación en las tarifas.


Siempre en el ámbito internacional, la francesa Nexans duplicó su ganancia neta alcanzando 125 millones de euros, con un incremento de 12% en el resultado operacional junto a una ganancia derivada de variaciones de precios de materias primas sobre inventarios no cubiertos, que permitió a la compañía proponer un dividendo de 0,7 euros por acción. Destacó el segmento de transmisión de alto voltaje submarino, cuyas ventas orgánicas aumentaron 45%.


CCU, en tanto, registró una ganancia de $129.607 millones, con un alza de 9,4% sobre el año anterior, primordialmente debido a los segmentos Negocios Internacionales y Chile. El volumen de ventas consolidado aumentó 5%, alcanzando un récord de 26 millones de hectolitros, destacándose un incremento de 17% en Negocios Internacionales, por Argentina. El segmento Vinos fue afectado negativamente por mayores costos.


Por su parte, SM SAAM obtuvo una utilidad de $39.820 millones, creciendo 7,6%, principalmente por la ganancia obtenida en la venta de su participación en Tramarsa (Perú). La incorporación de Puerto Caldera en Costa Rica y un buen desempeño en el puerto de Guayaquil en Ecuador, que este año duplicó su capacidad, compensaron en parte los menores resultados de las áreas de logística, remolcadores y de los puertos en Chile.


En el sector energía, el margen bruto de Enex fue un 2% superior al año anterior, basado en mayores Volúmenes comercializados de combustibles y mejores márgenes en lubricantes. El volumen total despachado fue de 3.730 miles de metros cúbicos, creciendo 1,8% respecto de 2016. Sin embargo, el resultado final de $8.774 millones, un 57% menor al período anterior, fue afectado por una mayor depreciación de activos fijos junto con mayores gastos en punto de venta de estaciones de servicio y en provisiones.


Banco de Chile, cuyos ingresos representan cerca de 40% de los ingresos consolidados de Quiñenco, aumentó sus utilidades en 4,3% respecto del año anterior, alcanzando los $576.012 millones. Estos resultados se explican, en un contexto de menor inflación, por el sostenido crecimiento de sus ingresos de clientes y las menores provisiones de riesgo de crédito.


El retorno sobre capital promedio fue 20%, muy superior al promedio de la industria, de 13%.


El gerente general de Quiñenco, Francisco Pérez Mackenna, destacó que el 2017 fue “un año positivo para la compañía. Operacionalmente las empresas muestran una clara consolidación, con resultados auspiciosos sobre todo en el ámbito internacional, con Hapag-Lloyd y Nexans mostrando positivos desempeños”.


Cabe señalar que durante el último trimestre de 2017, CSAV y Hapag-Lloyd efectuaron exitosamente aumentos de capital por US$294 millones y US$400 millones, en Chile y Alemania, respectivamente. Quiñenco, por su parte, participó en el proceso de CSAV, incrementando levemente su participación a un 56,2%.


Perez Mackenna además enfatizó la importancia para CCU del acuerdo logrado en Argentina entre la compañía y AB InBev, mediante el cual CCU pondrá término anticipado al contrato de distribución de la marca Budweiser en ese país, a cambio de US$400 millones para la filial trasandina y la cesión de diversas marcas. El acuerdo fue aprobado en marzo por las autoridades de libre competencia en Argentina.



En otro hecho reciente, que fortalece la estrategia de desarrollo de negocios internacionales del grupo, Francisco Pérez Mackenna destacó el anuncio realizado por Invexans, compañía que creará una filial en Londres, “una ciudad financiera de excelencia, un punto estratégico, que nos permitirá estar más cerca de donde creemos se encuentran eventuales oportunidades de negocio”, dijo. 



QUINENCO ficha