​CSAV obtiene utilidades por US$ 11 millones en el cuarto trimestre de 2017 por mejor resultado de Hapag-Lloyd

|


Sudamericana vapores

El resultado del último trimestre del año se explica principalmente por los positivos resultados en el segmento portacontenedores, dados los mejores resultados de Hapag Lloyd, de la cual CSAV es el principal accionista.


Utilidades por US$ 11 millones obtuvo la Compañía Sud Americana de Vapores en el último trimestre de 2017. Este resultado se explica principalmente por los resultados obtenidos en el segmento portacontenedores: en los últimos tres meses del año Hapag-Lloyd, naviera alemana de la cual CSAV es el principal accionista, obtuvo utilidades por US$ 25 millones.


La exitosa fusión y rápida integración con United Arab Shipping Comany (UASC); la positiva evolución de los costos unitarios de transporte; y el aumento en los volúmenes transportados son los principales factores que explican el buen desempeño operacional de la firma germana durante el cuarto trimestre, la cual se ubicó en el primer lugar de rentabilidad entre sus pares en dicho periodo.


Basándose en estas positivas perspectivas, Hapag-Lloyd decidió proponer a su Junta de Accionistas el pago de un dividendo por el año comercial 2017 de alrededor de EUR 100 millones, equivalentes a 57 centavos de euros por acción. Esto ocurre luego de muchos años en que la empresa no pagó dividendos a sus accionistas, y es el primero desde que se abriera a la bolsa en Alemania en 2015.


VAPORES ficha

Otro efecto relevante en los resultados del último trimestre del año fue el registro de una utilidad por badwill de US$15 millones asociada a la compra del 2,9% adicional de Hapag-Lloyd, que le permitió a CSAV pasar del 22,6% al 25,5% que posee actualmente. Este efecto se vio parcialmente compensado por un cargo de impuestos diferidos en el trimestre de alrededor de US$7 millones.


Con este resultado, CSAV acumula seis meses seguidos con utilidades. Sin embargo, principalmente producto de la pérdida contable por US$ 167 millones que registró en el segundo trimestre del año por su dilución en la propiedad de Hapag-Lloyd tras su fusión con UASC, la compañía cerró 2017 con una pérdida antes de impuestos de US$142 millones y una pérdida neta de US$ 188 millones, diferencia explicada por el cargo de impuestos diferidos del período. Tras la fusión entre la naviera alemana y la firma árabe, CSAV se mantuvo como principal accionista, pero redujo su participación al entregarle acciones de Hapag-Lloyd a los antiguos accionistas de UASC. La pérdida contable antes mencionada fue un hecho puntual, que se produjo porque las normas de IFRS no permiten incorporar al registro contable de la fusión las sinergias estimadas de US$ 435 millones anuales, factor fundamental en el valor económico de la operación.


El gerente general de CSAV, Oscar Hasbún, destacó el buen desempeño de Hapag-Lloyd en el cuarto trimestre. “En un mercado que se mantiene desafiante, los resultados obtenidos dan cuenta de la sólida posición competitiva en la que estamos. La rápida integración con UASC nos ha permitido comenzar a capturar sinergias, las que nos ayudarán a enfrentar la negativa evolución de tarifas que estamos observando en el primer trimestre de este año”, señaló.


Por otro lado, el segmento que incluye el servicio de transporte de vehículos continuó su buen desempeño en el cuarto trimestre, cerrando el 2017 con utilidades por US$5,6 millones, US$6,1 millones más que en el ejercicio anterior. Así, la compañía acumula siete trimestres de resultados positivos en sus operaciones directas, lo que se explica principalmente por la mejora que ha logrado en su estructura de costos y por el sostenido crecimiento en volúmenes.