​Clínica Las Condes no pudo revertir malos resultados en 2017: Anota pérdidas por $10.947 millones

|


Clinica Las Condes2 CLC

Clínica Las Condes arrojó a diciembre de 2017 una pérdida de -$10.947 millones, lo que contrasta negativamente con la utilidades por $12.447 millones registradas en 2016. Con ello la administración encabezada por el ex ministro de Salud, Jaime Mañalich, y Andrés Navarro en la presidencia de la compañía no pudo concretar la intención de que los balances de CLC volvieran en 2017 al terreno positivo.


Ello, porque el ingreso de actividades ordinarias se redujo en un 0,8%, mientras que los costos de ventas aumentaron 7,1% y los gastos de administración avanzaron 12,5%, principalmente debido a ajustes no recurrentes realizados durante este periodo como parte de la reestructuración interna de la compañía.


Respecto a la actividad hospitalaria y en línea con la baja actividad presentada en la industria durante este período, los días cama decrecieron un 4,9%; además el uso de pabellones disminuyó en un 2,3%. La actividad ambulatoria disminuyó en el Servicio de Urgencia un 9,1% respecto al año anterior, mientras que las consultas médicas crecieron en un 2,1%. Respecto a los servicios de apoyo, tanto la actividad de laboratorio como de imágenes disminuyeron un 3,0% y 3,3% respectivamente.

Clinica Las Condes Ficha


El incremento en costo de venta (7,1%), se debió principalmente a un mayor gasto en remuneraciones, el que creció 3,9% totalizando $ 77.732 millones, debido principalmente a indemnizaciones derivadas del plan de reestructuración y de planes de retiro del personal más antiguo (unos $ 1.700 millones) y contratación de personal adicional para los nuevos centros (unos$ 1.000 millones). Por otro lado, la compañía de seguros mostró un importante aumento de la siniestralidad en $ 4.039 millones producto principalmente de la mayor velocidad en el recupero de las cuentas por cobrar.


El aumento del gasto de administración con respecto al período anterior (12,5% comparado con 2016), se debió principalmente a indemnizaciones derivadas de los planes de reestructuración y retiro del personal más antiguo (cerca de $ 1.200 millones) y servicios profesionales asociados a la aclaración de los errores contables por $10.000 millones detectados. Como consecuencia, el resultado operacional muestra un margen negativo de 2,4% en comparación con el margen positivo de 5,9% obtenido en 2016.


El EBITDA alcanzó los $ 5.692 millones ($ 21.538 millones a diciembre 2016), con un margen de 2,9% versus 11,0% en igual período del año anterior.


La liquidez corriente es de 1,17, con una cobertura de gastos financieros de 3,6 y una razón de endeudamiento financiero de 1,19 veces. La disminución de la liquidez corriente se explica principalmente por disminución de las cuentas por cobrar en $ 8.194 millones.


Dentro del plan de inversiones de la Clínica Las Condes destaca la construcción de un nuevo centro médico en Peñalolén, cuya inversión en infraestructura para este 2017 ascendió a $ 6.095 millones. Otra inversión relevante corresponde a la habilitación de dos nuevos pisos de camas en el campus principal, específicamente los pisos 6 y 7 del Edificio Verde, que involucró una inversión que bordeó los $ 2.416 millones a diciembre de 2017.


Cabe destacar que el segundo trimestre de 2016, debió ser reformulado tras la aclaración de los desórdenes contables, lo que puede haber afectado la comparación de algunas partidas respecto del 2017.