​Bolsas Europeas vuelven a caer este viernes por los temores a una guerra comercial entre EEUU y China

|


EUROPA9 Frankfurt

La amenaza de una guerra comercial entre Estados Unidos y China llevó este viernes al índice Dax 30 de la Bolsa de Fráncfort a anotar una pérdida del 1,77%, hasta los 11.886,31 puntos, la más acentuada entre los principales mercados europeos en una jornada de descenso bursátil generalizado.


El Dax llegó a situarse a lo largo de la jornada en su nivel más bajo desde febrero de 2017, aunque consiguió recuperarse algo tras la apertura al alza de Wall Street.


Tras la caída de este viernes, las pérdidas de esta semana en el parqué alemán se elevan a un 4,06%.


El anuncio de EEUU de que pretende imponer aranceles a las importaciones de China por valor de US$60.000 millones (48.600 millones de euros) y la respuesta de China de hacer otro tanto sobre las importaciones estadounidenses por US$3.000 millones (2.400 millones de euros) instaló la aversión al riesgo en Fráncfort, al igual que en otras plazas europeas.


Aunque Europa quedo excluida por el momento de las imposiciones arancelarias de Washington sobre las importaciones de acero y aluminio, los inversores temen que una guerra comercial entre las dos principales economías del mundo acabe por frenar el crecimiento de la economía global.


Bolsas europeas 23 3


Además, las grandes empresas exportadoras alemanas del Dax pueden sufrir especialmente las consecuencias de un conflicto arancelario, según los analistas.



En el Dax sólo se salvaron de la caída generalizada los títulos de la compañía de telecomunicaciones Deutsche Telekom y de la eléctrica Eon, ambas menos sensibles a los vaivenes coyunturales.


Entre los perdedores, se mostraron especialmente afectados el Deutsche Bank, cuyas acciones llegaron a caer por momentos más de un 5% alcanzando su nivel más bajo desde noviembre de 2016.


Las compañías automovilísticas figuraron entre las mayores víctimas de la escaldada del conflicto arancelario.


Volkswagen (ayó cerca de un 3 por ciento y el fabricante de neumáticos y suministros del automóvil Continental sufrió un descenso similar.


Madrid

La Bolsa española ha bajado este viernes el 0,99 por ciento y ha perdido el nivel de los 9.400 puntos, afectada por el retroceso de las plazas internacionales en previsión de un recrudecimiento de la guerra comercial instaurada por Estados Unidos con China.


"Que las aguas bajan bravas" lo atestiguaba ayer el parqué neoyorquino con una caída cercana al 3 por ciento, que "desbordaba" a los mercados asiáticos (Tokio perdió el 4,5% y Hong Kong el 2,45 %) y a los europeos en esta jornada.


Así, en "un terreno difícil para la supervivencia", la Bolsa nacional llegaba a bajar cerca del 2% ciento poco después de la apertura y se aproximaba a 9.300 puntos.


Dificultaba la situación de los mercados en Europa la progresiva revalorización del euro, que se iba aproximando a US$1,24.


Mientras, el rendimiento interno de la deuda española bajaba del 1,3% por las compras de inversores en busca de refugio y se situaba en cotas de noviembre de 2016. Hoy se espera que la agencia de medición de riesgos Standard and Poor's revise la calificación de la nota de los bonos nacionales.


Con la prima de riesgo en 74 puntos básicos, el principal indicador del mercado español, el IBEX 35, cayó 94,3 puntos, el 0,99%, hasta 9.393,1 puntos, volviendo a los niveles de febrero de 2017.


En la segunda peor semana del año, cede el 3,77% y desde el arranque de este ejercicio baja el 6,48%.


Todos los grandes valores bajaron: BBVA el 2,65 por ciento; Inditex el 1,49 por ciento; Telefónica el 0,59 por ciento; Banco Santander el 0,58 por ciento; Iberdrola el 0,52 por ciento y Repsol, con el barril de petróleo Brent por encima de US$70, el 0,32 %.


La mayor caída del IBEX correspondió a Indra (MC:IDR), el 4,11 por ciento, mientras que de los cuatro valores con ganancias el primer puesto fue ocupado por Cellnex, al subir el 1,88 por ciento.


Paris

La Bolsa de París registró este viernes una nueva caída destacada, del 1,39 % hasta los 5.095,22 puntos de su principal indicador, el CAC-40, como consecuencia todavía del temor a que se desencadene una guerra comercial entre Estados Unidos y China.


El anuncio este jueves del presidente estadounidense, Donald Trump, de la imposición de nuevos aranceles a China por valor de hasta 60.000 millones de dólares anuales por supuestas afrentas a la propiedad intelectual estadounidense, mantuvo su impacto en el parqué parisino, que la víspera había descendido un 1,38 %.


Los cuatro únicos títulos que anotaron avances fueron el grupo de publicidad Publicis Groupe (+0,54 %), la tecnológica Atos (+0,5 %), la consultora informática CapGemini (+0,19 %) y la empresa de ingeniería petrolera TechnipFMC (+0,08 %).


En el extremo opuesto, cedió los fabricantes de semiconductores Stmicroelectronics (-3,84 %) y de neumáticos Michelin (-3,21 %), el líder siderúrgico ArcelorMittal (-3,38 %) y la inmobiliaria comercial Saint Gobain (-2,67 %).


El sector bancario se incluyó entre los perdedores de una sesión que intercambió títulos por valor de 4.371 millones de euros, con los descensos respectivos de Crédit Agricole (PA:CAGR) (-1,61 %), BNP Paribas (PA:BNPP) (-1,45 %) y Société Générale (PA:SOGN) (-1,26 %).


Londres

La Bolsa de Valores de Londres cerró elm último día de la semana con un descenso del 0,44 %, con lo que se mantuvo por debajo de la barrera psicológica de los 7.000 puntos, ante la fortaleza de la libra esterlina frente al dólar estadounidense.


El FTSE-100, índice principal en la capital británica, bajó 30,65 puntos, hasta situarse en 6.921,94 enteros, mientras que el secundario FTSE-250 cedió un 0,38 %, 74,41 puntos, hasta 19.319,48 enteros.


El "footsie" continuó con su tendencia a la baja y sumó su tercer día consecutivo de caídas, lo que ha provocado que registrara su peor dato en los últimos 15 meses.


Al cierre del mercado, la libra subía un 0,31 % frente al dólar, hasta 1,4148 dólares, un movimiento que suele afectar de forma negativa a las multinacionales que cotizan en Londres pero facturan parte de sus ingresos en la divisa estadounidense.


Respecto al euro, la libra no mantuvo esa fortaleza y cayó un 0,12 %, hasta 1,1446 euros.


La jornada estuvo marcada asimismo por el temor a los posibles efectos de los nuevos aranceles que Estados Unidos ha puesto en marcha sobre el aluminio y el acero.


La cadena de ropa Next aumentó su valor un 7,67 %, pese a que este viernes anunció una caída en sus ingresos anuales del 8 %, ante lo cual la compañía argumentó que en 2017 "se enfrentó al ejercicio más desafiante en los últimos 25 años".