​Analista descarta nuevo llamado a elecciones tras renuncia de PPK en Perú

|


UDESANTIAGO LUCIA DAMMERT

El ahora ex Mandatario de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, anunció su renuncia a la presidencia del país vecino a un día de enfrentar su segundo proceso de destitución en el Congreso. Esto, luego que se hicieran públicos videos donde se apreciaba a legisladores sobornando a uno de sus pares fujimoristas para votar contra la moción. Así, el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, sería la primera opción para asumir este viernes como Jefe de Estado, lo que contrasta con los llamados de la oposición peruana para convocar a nuevas elecciones.


Para la analista internacional de nacionalidad peruana y académica de la Universidad de Santiago de Chile, Dra. Lucía Dammert, el difícil camino para generar un nuevo proceso de votación hace impensable que esta posibilidad se concrete, ya que Vizcarra anunció tempranamente que asumirá su rol constitucional. “Es casi imposible que congresistas o el Jefe de Estado que asumirá llame a nuevas votaciones, las que, por lo demás, no le convienen a nadie”, señala en alusión al convulsionado clima político que enfrenta el país vecino tras la dimisión de PPK.


La especialista explica que existirían solo dos fórmulas para que un nuevo proceso de elecciones se concrete: el primero, que Vizcarra, a pesar de lo señalado por él mismo, renuncie. Acto seguido, la segunda vicepresidencia debiera hacer lo propio, con lo cual el Presidente del Congreso, el miembro del partido de Keiko Fujimori Fuerza Popular, Luis Galarreta, recién quedaría en condiciones de convocar a votaciones, esquema que dejaría al fujimorismo en el poder, asegura.


La segunda opción sería que el propio Vizcarra, desde la Presidencia, impulse una reforma constitucional que le permita a él mismo llamar una nueva elección, lo que considera improbable, dado que ya expresó su voluntad de formar un nuevo Gobierno. “El camino para llamar a una nueva elección es muy complicado. Por lo pronto, eso no debería ocurrir”, afirma la Dra. Dammert.


Izquierda e independientes: principales beneficiados


A su juicio, este episodio de corrupción aumenta el descrédito por parte de la ciudadanía hacia la clase política del país vecino. En ese sentido, señala que nuevos rostros, menos permeados por estos casos, podrían capitalizar de mejor manera este momento de crisis. “Es el caso Verónika Mendoza, del movimiento de izquierda Nuevo Perú, que casi le ganó a PPK en la primera vuelta y que podría adquirir relevancia”, proyecta.


Por otra parte, señala que lo más beneficioso para el eventual nuevo presidente Vizcarra es renovar el gabinete con personas que no provengan de la política tradicional, ya que tendrían una mejor evaluación por parte de la ciudadanía. “La mejor señal dentro de la conformación de este nuevo gabinete sería incluir personajes de otros mundos y que tengan representación o reconocimiento transversal, en términos políticos, para dar la señal de un Gobierno de unidad nacional”, explica.


Finalmente, señala que el panorama para el fujimorismo es el más complicado, producto de los conflictos entre las facciones de Keiko y de Kenji tras la filtración del video que terminó haciendo caer a Kuczynski.


“La renuncia de PPK es una mala noticia para la democracia en Perú, pero un camino sin retorno que construyó él mismo, mandando a negociar votos. Se va diciendo que es víctima de una traición, pero no se hace cargo de ningún proceso en su contra. Ahora viene una redefinición del Ejecutivo y del Poder Legislativo, ya que habrá procesos de desafuero que reformularán los partidos y sus definiciones, respecto a dar espacio para gobernar al nuevo presidente”, concluye.