Mijail Jodorkovski: ​“El grupo criminal en el círculo de Putin ha aprendido a manipularlo”

|


Mijail Jodorkovski

Tras pasar más de diez años en prisión, acusado de diversos delitos económicos que él asegura que encubrían un castigo por su contundente oposición a Vladimir Putin, en diciembre de 2013 el exmagnate del petróleo ruso Mijaíl Jodorkovski salió libre “por motivos humanitarios” y descartó volver a meterse en política. Instalado inicialmente en Suiza, poco a poco fue traicionando su propósito inicial y hoy, afincado en Londres, un poco más cerca de la acción, es de nuevo uno de los opositores más relevantes del régimen de Putin desde el exilio. Dos días después de la contundente victoria de su enemigo en las elecciones rusas, y en medio de la elevada tensión de su país con Occidente generada tras el envenenamiento del espía Serguéi Skripal y su hija en la localidad británica de Salisbury, que Londres atribuye a Moscú, Jodorkovski recibió a un pequeño grupo de periodistas en el cuartel general londinense de su fundación Open Russia.


“La política rusa ha adoptado un modelo de juego de espías”, advierte de entrada. “Putin se comporta deliberadamente de manera que nadie pueda comprender hasta el último momento qué es lo que intenta hacer exactamente”.


La victoria de Putin el domingo le permite prolongar su mandato hasta 2024, extendiendo a casi un cuarto de siglo su tiempo total en el poder. Logró un 76% del voto y una participación del 67%. Jodorkovski envió 300 observadores a las elecciones y apoyó al candidato vetado Navalni y a Ksenia Sobchak (1,67% del escrutinio). “El papel del fraude saldrá a la luz pronto”, confía. “Lo que podemos decir ahora es que la participación fue más o menos la habitual, pero la estructura de los votantes era ligeramente diferente. Se hizo un gran esfuerzo para atraer el voto leal, que en Rusia sería más acertado calificar de electorado dependiente. Hablo de militares, policías, funcionarios del sector público y sus familias. En Rusia es fácil que esa gente pierda su trabajo si no vota, o que tenga problemas si se descubre que no votó de la manera adecuada. ¿Cómo movilizar el voto dependiente? Primero, con medidas administrativas; segundo, creando la idea de un ambiente hostil contra Rusia”.


Esa supuesta búsqueda deliberada de un entorno hostil que alimente el victimismo nacional le hace a Jodorkovski ser pesimista. Debido a la dificultad de alcanzar los objetivos económicos que se impuso, asegura, “Putin no tiene realmente muchas oportunidades sin la confrontación”. “Pero en los últimos cuatro años hemos visto un declive, y ahora Rusia crece a un ritmo más bajo que el de la economía mundial”, explica. “En estas circunstancias lo único que puede hacer a la gente congregarse en torno a él es la confrontación. No tiene más opciones”.


-¿Sugiere que el envenenamiento de Skripal, por ejemplo, pudo ser parte de la campaña electoral?


-No exageraría el significado de este incidente para la situación interna rusa. Nadie sabe en Rusia quién es Skripal y de qué va todo esto. Sí es significativo para los miembros de servicios especiales. No podemos estar seguros de nada, pero todo parece bastante severo, porque la familia entera del hombre ha sido destruida.


-¿Insinúa que la muerte por cáncer de la esposa de Skripal y la de su hijo, en 2012 y 2017, respectivamente, no fueron accidentales?


-En Rusia nadie cree en el diagnóstico. La gente mira a los hechos que rodean a las muertes. Especialmente porque el cáncer es una enfermedad fácil de provocar. Básicamente la gente lo ve así: había una familia y ahora no la hay. Pero insisto en que esto afecta solo a un pequeño círculo de personas que lo saben. Para el resto, la situación es esta: Reino Unido amenaza a Rusia.


-¿Cuál puede ser el motivo detrás del ataque a Skripal?


-No lo sé. Solo puede decir cómo se ve. En los años soviéticos, no había muchos desertores de los servicios especiales, luego el número creció. Ahora empiezan a matar a estos desertores. Esto se interpreta como un mensaje muy definitivo: no puedes escapar de los servicios secretos.


-¿Cree que Skripal fue atacado por su pasado o por sus actividades presentes?


-Yo creo que el caso Skripal puede incluir sus actividades recientes. Baso esta idea en el hecho de que Viktor Suvorov, exmiembro de la inteligencia militar, también desertor y residente en Reino Unido, no ha sido atacado. Eso es lo que sospecho, pero es mi sospecha, nada más.


A lo largo de la conversación, Jodorkovski insiste en la distinción entre el Gobierno ruso y el círculo de poder que rodea a Putin. “Si hablamos del Gobierno ruso, definitivamente no está involucrado en nada de esto”, advierte. “El Gobierno ruso son funcionarios que hacen cosas de funcionarios, y solo puedes acusarles de aceptar sobornos de cuando en cuando. Pero hay que distinguir entre el Gobierno ruso y la corte o el círculo de Putin. Lo que nos ocupa ahora son las acciones del círculo de Putin. Si hablamos del dinero utilizado para financiar este ataque, es muy improbable que provenga directamente de los Presupuestos de la Federación Rusa. De lo que hablamos aquí es de dinero que ya ha sido robado de las arcas públicas. Putin sabe que es dinero que ha sido robado con su aprobación y puede usarlo para resolver determinados problemas”.


-¿Qué papel atribuye a Putin en esa banda criminal de la que habla?


-Desempeña el mismo papel que desempañaba [en el FSB, servicio de seguridad nacional ruso] en San Petersburgo. Allí oficialmente era responsable de relaciones internacionales, pero no oficialmente era el responsable de mantener el equilibrio entre las bandas criminales. Eso es exactamente la función que lleva a cabo ahora, solo que a otro nivel. Mantiene el equilibrio en la banda criminal pero oficialmente está ocupado con las relaciones internacionales.


-Recientemente dijo que es probable que Putin no pueda controlar este grupo criminal.


-No quiero decir que Putin sea consciente de que el mismo es rehén de ese grupo criminal. Pero esta gente ha aprendido a manipularlo. Aquellos que siguen de cerca la situación ven que ese nivel de manipulación del que es susceptible crece cada año.


Esa distinción entre el Gobierno ruso y la corte de Putin es crucial, según Jodorkosvski, para comprender cómo Occidente debe reaccionar a una acción como el ataque a Skripal. “Creo que el Gobierno británico ha estado bajo un paradigma equivocado”, explica. “Creyeron que estaban tratando con el Gobierno ruso, pero en realidad es con una banda criminal. Está cubierta y protegida por el Gobierno ruso, pero es una banda criminal. Existen en planos diferentes. Por eso los métodos para combatirlo deben ser los métodos para combatir bandas criminales. Si introduces limitaciones para contratar con clientes rusos, sería un problema por ejemplo para mí, y para cualquiera de origen ruso. Pero no para el grupo criminal en el círculo de Putin, porque las bandas criminales saben cómo combatir estas reglas. Lo primero es admitir que estamos ante una banda criminal organizada. Debería haber una investigación policial. No es un gran grupo. Son menos de cien personas. Existe y ha sido descrito bastante bien. Casi todos están en la lista del Kremlin publicada por Washington [el informe del Kremlin, del Departamento del Tesoro estadounidense, que incluía 220 nombres]. Si esto se reconoce como un grupo criminal, entonces la participación de un individuo en este grupo puede ser razón para investigar criminalmente a esa persona”.


-¿Qué haría usted si estuviera en el pellejo de Theresa May?


-En primer lugar, no desearía ser ella ahora, con el Brexit, este otro problema, el de más allá… su situación es horrible. En términos diplomáticos creo que su comportamiento ha sido adecuado. Destacaría positivamente de su respuesta el marcar la diferencia entre Rusia y las autoridades rusas. A partir de ahí, estamos ante una banda criminal organizada que muy probablemente opera en territorio británico. Empecemos con la investigación, tratando de establecer quién pertenece a esa banda criminal y después establezcamos qué hay que hacer. Hay muchas herramientas para combatir el dinero sucio, la corrupción política, la corrupción en los medios de comunicación. Solo necesitas reconocer que estás tratando con una banda criminal, debes saber quién participa en ella y luego usar las herramientas.


"PUTIN ES MÁS TÁCTICO QUE ESTRATEGA"

“En Occidente se trata a Putin como un estratega, pero yo le veo más como un táctico”, advierte Jodorkovski. “Lo que hace está determinado por las circunstancias concretas del momento. Son actuaciones tácticas, no estratégicas. Tuve la desgracia de ser testigo de su toma de decisiones, incluso algunas que me concernían personalmente a mí. La situación puede desarrollarse durante meses y él toma una decisión en uno o dos días. Así que hubo una orden de matar a Skripal, la máquina empezó a moverse y, en algún momento, llegó al punto final y fue asesinado. El abanico de posibilidades es amplio. En un extremo, una llamada de Putin al jefe de la inteligencia militar para ordenarle matar a Skripal. Yo no creo que sea un escenario probable. En el extremo de la gama, en el GRU [inteligencia militar rusa] deciden que Putin tiene otras cosas en que pensar y deciden hacerlo por su cuenta. También creo que es muy improbable. Todas las otras posibilidades están en el medio.