Terpel, filial de Copec, compra operaciones de Exxonmobil en Perú, Ecuador y Colombia

|


TERPEL 15 3

Tras el cierre del acuerdo entre Terpel, filial de Copec, y ExxonMobil para la adquisición del negocio de lubricantes Mobil para los mercados de Colombia, Ecuador y Perú, Terpel tomó el control de las operaciones en estos últimos dos países. En el mercado de Colombia, en tanto, tras el cierre ExxonMobil de Colombia fue trasladada a un patrimonio autónomo que en el corto plazo trasladará el negocio de lubricantes Mobil a Terpel y luego procederá a la venta a un tercero independiente del negocio de combustibles. Todo ello de acuerdo a lo dispuesto por la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia en su resolución del 15 de Febrero.




Se materializa así el acuerdo anunciado hacia fines de 2016, con lo que Copec fortalecerá su liderazgo en el negocio de lubricantes de la Costa Pacífico Sur a través de la marca Mobil, líder global en tecnologías de lubricación, elevando con ello el valor de su oferta para el mercado, los consumidores y los países involucrados. Parte del acuerdo significa la adquisición por parte de Terpel de las plantas productoras de Callao (Perú) y Cartagena (Colombia) las que, junto a la planta Quintero de Copec, conforman una logística formidable de apoyo al negocio.




Además del negocio de lubricantes Mobil en Colombia, Ecuador y Perú, el acuerdo considera la operación y comercialización de combustibles para el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez en Lima, Perú; y, el negocio de combustibles de ExxonMobil en Ecuador. Todas operaciones que se encuentran ya bajo el control de Terpel.




El acuerdo estaba sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias de Colombia y Ecuador, las cuales emitieron resoluciones favorables a la integración empresarial entre Terpel y ExxonMobil.




El precio pagado fue de 714,7 MMUS$, que incluye una caja aproximada de 230 MMUS$, la cual se conciliará en los próximos días. Este monto se financió a través de la contratación de créditos bancarios.




Copec aprovecha la oportunidad para reafirmar el compromiso con los consumidores de cada uno de los países de América en los que está presente, a través de la constante evolución de su propuesta de valor y estándar de servicio.