Ford revisará 1,3 millones de autos en Norteamérica por riesgo de que se desprenda el volante

|


Ford ok

Ford, uno de los fabricantes estadounidenses de vehículos más importantes, ha anunciado una revisión en Norteamérica que afecta a 1,37 millones de automóviles como consecuencia de un problema en la sujeción del volante, según ha informado la empresa en un comunicado. El riesgo de que esta pieza se desprenda es un defecto que ya ha causado al menos dos accidentes y lesiones a una persona.


Esta campaña afecta a los modelos Fusion, conocido en Europa como Mondeo, de entre 2013 y 2017 fabricados en la factoría de Flat Rock (Michigan), y de entre 2013 y 2018 producidos en el centro de Hermosillo (México). También han sido llamados a revisión los Lincoln MKZ de entre 2013 y 2018 ensamblados en Hermosillo. Del total de unidades llamadas a revisión de Lincoln MKZ y del Ford Fusion, 1,3 millones de unidades se concentran en Estados Unidos, mientras que 62.479 unidades se encuentran en Canadá y 14.172 unidades en México.


La compañía ha explicado que esta medida se pone en marcha con el fin de reparar unidades potencialmente afectadas por un mal ajuste de los pernos del volante que puede provocar que esta pieza se separe de la columna de dirección. Los concesionarios de Ford sustituirán la tuerca defectuosa con "una tuerca más larga y más robusta" de forma gratuita.


Ford ha subrayado que en los vehículos afectados el volante no puede mantener el par, por lo que el perno se va aflojando con el uso y el paso del tiempo, lo que aumenta el riesgo de sufrir un accidente.


La compañía también ha puesto en marcha otra llamada a revisión que afecta a 5.872 unidades de los modelos Focus y Fusion con motores GTDI y cambio manual a causa de un desgaste prematuro del sistema de transmisión. (elpais.com)