​“Son razones mías, poh”

|


Jesica Torres SLIDE

Polémica ha levantado el nombramiento del ex fiscal del Caso Caval, Luis Toledo, como Notario de San Fernando. En efecto, el mismo funcionario del Ministerio Público que llevó adelante la investigación que involucra al hijo y a la nuera de la Presidenta, hoy es favorecido con el nombramiento de un cargo que, evidentemente implica un enorme beneficio, como lo es ser titular de una Notaría y que por cierto es decidido por el Ejecutivo… Sin embargo, lo que más ha llamado la atención, desde nuestro punto de vista, no es el hecho del nombramiento en si, sino más bien la forma en que este se ha producido, con una de falta de prolijidad que efectivamente levanta más de una sospecha.


En efecto, y tal como se ha indicado por la prensa, originalmente se había decidido nombrar en ese cargo a Alberto Ortega, habiéndose enviado incluso el documento respectivo a La Contraloría, sin embargo, esta decisión fue modificada a última hora, por el titular de la Cartera de Justicia, beneficiando a Luis Toledo con tal cargo.


Debido al revuelo que causó la publicación de tal medida, el entonces Ministro de Justicia consultado por los motivos del cambio de última hora ha respondido, sorprendentemente con la frase: "Son razones mías, poh”…


Con esta respuesta, se evidencia la forma en que no se debe ejercer la autoridad en un país democrático. Al parecer el ahora ex Ministro de Justicia, ignora que la soberanía radica esencialmente en la Nación y se ejerce por todos mediante el sufragio y la elección de las autoridades, quienes detentan un poder que la Nación le ha entregado. Este poder no se ejerce en forma indiscriminada, arbitraria ni a puerta cerrada, sino que, por el contrario, toda autoridad de la Administración tiene del deber de rendir cuentas y dar explicación de la razonabilidad de los actos administrativos que dicta. Es evidente que el ejercicio de la Potestad de las Autoridades, no puede justificarse con una frase como “son razones mías, poh”.


Además, este mismo Ministro fue quien bajo su mando, autorizó la creación de más de 100 nuevas plazas de Notarios y Conservadores, a pesar de la preocupación manifestada por la Corte Suprema, lo que fue comentado en su oportunidad, en esta misma tribuna.


Las declaraciones de la Autoridad de una Cartera tan importante como lo es Justicia, exigen con mayor razón aún, el cumplimiento de principios elementales de un Estado de Derecho a su titular. El Ministro no es el patrón de un Fundo…. Es una Autoridad Administrativa, sujeta al cumplimiento de los principios elementales del Derecho Administrativo y, por su puesto al ejercicio de su cargo con estricto apego a la Constitución y las Leyes. Por ende, negarse a dar una explicación razonable de una actuación que de toda lógica levanta más de una sospecha y exige una explicación no sólo a la ciudadanía que así lo requiere, sino además al afectado directo con esta decisión, como lo es quien había sido nombrado originalmente en el cargo, es afectar el derecho de los demás y faltar al deber de información y transparencia en el ejercicio de un cargo público.


Son estas conductas las que perjudican la credibilidad de las autoridades, el desencanto en la población y que alimentan con fuerza los deseos de un cambio radical en el comportamiento de las mismas de cara a los ciudadanos que le han entregado la potestad de ejercer una cuota de poder…