​Wall Street cierra mixto por la renuncia del principal asesor económico de Donald Trump

|


WALL20

La bolsa de Nueva York cerró este miércoles en terreno mixto tras una sesión influida por el anuncio de la renuncia del principal asesor económico del presidente Donald Trump, Gary Cohn, y nuevos detalles sobre los aranceles que gravarán las importaciones de acero y aluminio.


Al cierre de una jornada fluctuante, el Dow Jones bajó un 0,33 % y el selectivo S&P 500 quebró a último minuto su intento de ascender, disminuyendo un 0,05%. El Nasdaq, por su parte, anotó una ganancia de 0,33%, impulsado por las acciones de Facebook y Alphabet, el paraguas empresarial bajo el que Google agrupa todas sus divisiones.


Aún preocupados por la salida de Cohn, los mercados arrancaron con pérdidas este miércoles y continuaron esa tendencia a mitad de la sesión, pero posteriormente mostraron una recuperación al parecer en respuesta a posibles exclusiones para México y Canadá en el tema de los aranceles a las importaciones de acero y aluminio.



Para diversos expertos la imposición de los aranceles fue del detonante de la más reciente baja de la Administración de Trump, ya que Cohn, una de las piezas clave de la reforma fiscal aprobada en diciembre pasado, es considerado un ferviente defensor del libre comercio, y su salida genera incertidumbre.


Pero las noticias sobre "potenciales exclusiones para México y Canadá" hicieron que los mercados recuperaran ánimo, aunque al final cerraron mixtos.


La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, anticipó que Trump formalizará los nuevos aranceles "al final de esta semana", y ratificó la posibilidad de una flexibilización.


"(Trump) firmará algo antes del final de esta semana. Habrá potenciales exclusiones para México y Canadá en base a la seguridad nacional, y potencialmente también para otros países", dijo Sanders.


El secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, dio un paso más allá y no descartó que se exima a otros países, aparte de México y Canadá, aunque señaló que una decisión en ese sentido se tomará "caso a caso".


"El presidente indicó que si podemos resolver algo con Canadá y México, quedarán exentos. No es inconcebible que otros puedan quedar exentos en una base similar", añadió Ross, en una entrevista con CNBC que podría apaciguar los ánimos tras el rechazo de importantes socios comerciales de EE.UU. a la medida.