​Wall Street cierra con ganancias a medida que se disipan temores por guerra comercial

|


WALL11

Por su parte, el índice compuesto Nasdaq, en el que cotizan las principales empresas tecnológicas, progresaba un 1 % hasta 7.330,70 puntos.


Los aranceles a las importaciones de acero (25%) y aluminio (10%) anunciados el jueves por el presidente de EEUU, Donald Trump sacudieron la Bolsa de Nueva York, donde las productoras vieron subir su valor y las empresas que utilizan metales cayeron, pero este lunes los inversores respiraban más tranquilos.


Tras una apertura en negativo, los tres indicadores repuntaban hacia la media sesión y el Dow Jones fue borrando las pérdidas de las últimas cuatro sesiones, impulsado por una de las firmas potencialmente afectadas por la medida, la fabricante de maquinaria Caterpillar.


En este sentido, Trump abrió hoy la puerta a eximir de aranceles a Canadá y México si el nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), actualmente en negociación, era "justo", lo que fue interpretado como cierta "flexibilidad" por los analistas.

Dow Jones 5 3


Los sectores de la Bolsa de Nueva York operaban en terreno verde, con el de las empresas de servicios públicos a la cabeza (1,51 %), seguido por el bienes de consumo no cíclico (1,20 %), el tecnológico y el financiero (0,94 %), el industrial (0,93 %) y el sanitario (0,92 %).


Entre los 30 títulos incluidos en el Dow Jones, lideró las ganancias durante toda la jornada Caterpillar (3,24 %), una de las que había resultado más perjudicadas tras el anuncio, así como Boeing, que esta mañana todavía se resentía pero acabó en segundo lugar (2,34 %), por delante de General Electric (2,12 %).


Fuera de ese grupo, General Motors (0,83 %) y Ford (1,73 %) parecían ser impermeables a los comentarios de los analistas de Goldman Sachs, que estimaron el viernes pasado un impacto negativo de US$1.000 millones para cada una si se aplican los aranceles.


En otros mercados, el petróleo de Texas subió un 2,2%, hasta US$62,57 el barril, y al cierre de Wall Street el oro descendía hasta US$1.321,00 la onza, la rentabilidad del bono del Tesoro a diez años avanzaba al 2,83% y el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba a US$1,234.