Los autos eléctricos tendrán que hacer ruido a partir de 2020

|


Coches electricos altavoz sonido ok

Los autos eléctricos no hacen apenas ruido. Dependiendo de la ocasión esto es una ventaja, pues ayuda a reducir la contaminación acústica en ciudades, así como hacer más agradable el viaje. Sin embargo, también tiene sus inconvenientes, como que los peatones pueden no oírlo venir. Por ello, van a tener que hacer ruido para el año 2020.


En principio, la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) de Estados Unidos había determinado que los fabricantes de autos eléctricos tenían que incluir sistemas que hicieran ruido en sus vehículos a partir de 2019, pero se ha decidido retrasar la fecha ante la presión de la industria. La nueva fecha límite es septiembre de 2020, a partir de la cual los eléctricos e híbridos tendrán que hacer ruido cuando circulen a menos de 19 mph (30,5 km/h).


A pesar del retraso, el 50% de los autos híbridos y eléctricos que fabrique una marca a partir del 1 de septiembre de 2019 tendrán que emitir al menos ruido, pasando ya un año después a ser el 100%. Sobre lo que no hay unanimidad todavía es sobre qué tipo de sonido deberán emitir los coches. La NHTSA está analizando si el conductor podría elegir el tipo de sonido, y no lo dirá hasta finales de año.


La idea de hacer ruido a baja velocidad tiene sentido si tenemos en cuenta que es 30 km/h o menos cuando se circula por zonas estrechas o cercanas a peatones. En zonas donde se permite ir a mayor velocidad la visibilidad es mayor, además de que a partir de esa velocidad el ruido que hacen las ruedas del coch y el sonido del viento que genera su movimiento es suficiente para que se note.


El motor de los autos eléctricos hace un ruido agudo fácil de oir, pero en un ambiente urbano esto es más difícil; y si vas con auriculares es casi imposible. Al haber cada vez más de estos vehículos en las carreteras, se teme que aumenten el número de accidentes con peatones. Un estudio de la propia NHTSA determinó que los coches híbridos tenían un 18% más probabilidad de estar involucrados en un accidente con peatones que un auto de explosión. Con la medida del ruido se estima que se ahorrarán 2.400 accidentes.


Entre las marcas que han solicitado el retraso se encuentran Honda, General Motors, la Auto Alliance y la Association of Global Automakers, representando los dos últimos a decenas de otros fabricantes de coches. Estas dos últimas ya pidieron que se retrasara la normativa a principios de 2017 por tener problemas para cumplir con el calendario establecido inicialmente. Nissan quería que la velocidad a la que se emitiera el sonido fuera más baja, llegando hasta las 12,4 mph (20 km/h), pero la falta de datos para aceptar esa medida ha llevado a la NHTSA a desestimar la propuesta. (Adslzone)