Llaitul Presidente

|



Hermógenes Pérez de Arce


Hermogenes Perez de Arce

En “La Tercera” del domingo último venía una interesante entrevista al capitán de Carabineros Leonardo Osses, marginado de la institución tras ser acusado de manipular pruebas en la “Operación Huracán” contra el terrorismo incendiario en la Araucanía, con las que se había logrado apresar a Héctor Llaitul y sus secuaces.


Dice el capitán Osses que interceptaron un mensaje de Héctor Llaitul dando la instrucción a sus huestes de quemar cien camiones de la región. Cuando iban 59, se obtuvo de los tribunales la orden de detención del cabecilla y sus subordinados y cayeron presos.


Mientras estuvieron en la cárcel, cesaron los incendios de camiones. Pero apenas los pusieron en libertad, porque la justicia y la fiscalía dijeron que las pruebas en su contra no eran válidas, fueron quemados otros 23 camiones.


En otras palabras, en términos de efectividad en el cumplimiento de su programa, Llaitul alcanza el 82 por ciento (59 más 23 de un total de 100 propuestos). Si fuera entrenador de fútbol, iría segundo detrás del profe de la Católica, que tiene ciento por ciento. Si fuera gobernante o político, iría a la cabeza del cumplimiento de lo que prometen los candidatos, que es lo que más espera la ciudadanía de los presidenciables.


Por otra parte, en las más recientes elecciones quedó de manifiesto en el país que a la mayoría no le importa el prontuario de los aspirantes a Presidente, si cree que son capaces de cumplir lo que prometen.


Y no sólo en Chile: en Brasil Lula encabeza las encuestas para la próxima elección presidencial, porque a la mayoría tampoco le importa que haya recibido sobornos de Odebrecht. Allá eso es tradición: había un Gobernador, Adhemar de Barros, que a mediados del siglo pasado siempre salía elegido con el lema “roba pero hace”.


Creo que la candidatura de Llaitul para el 2021 ya está lanzada. El lema de la campaña ya está listo, desde luego: “Quema pero cumple, Llaitul Presidente”.