En 29% caen resultados de AES Gener en 2017 por el menor desempeño del SIC

|


Aes gener ok

Una caída de 29% experimentaron los resultados de AES Gener en 2017, al registrar una utilidad atribuible a los propietarios de la controladora de US$184,5 millones.


En tanto, el EBITDA subió 2%, al sumar US$793,4 millones en 2017, lo que se explica por el mejor desempeño de las operaciones en el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING), que elevó este indicador en 28% hasta US$311,4 millones, debido al inicio de operaciones de Cochrane. Argentina (SADI) y Colombia (SIN) también mostraron expansiones, todo lo cual fue parcialmente compensando por las menores ganancias en 17% que registró el Sistema Interconectado Central (SIC), totalizando US$279,2 millones. Esto último a causa de menores márgenes por la reducción de la generación eficiente como consecuencia de la menor disponibilidad asociada a un mantenimiento mayor en el Complejo Ventanas, a lo que se agregaron menores márgenes obtenidos en el arriendo de la Central Nueva Renca, como también mayores gastos de mantenimiento y devengamiento de gastos por impuesto a las emisiones.


Los ingresos ordinarios de AES Gener ascendieron a US$2.436,7 millones, anotando un avance de 7% respecto a 2016. De ellos, el SIC aportó US$1.437,9 millones, un 19% más que en el ejercicio previo, mientras el SING elevó en 26% sus ventas, hasta US$816,3 millones. SADI, en tanto, anotó US$ 138,8 millones, un 24% más que en el ejercicio anterior, mientras Colombia bajó 25%, hasta US$ 325,9 millones.


A nivel operacional, la ganancia bruta anual de la compañía bajó 1%, llegando a US$617,5 millones. En el SIC, hubo una variación negativa de US$52,6 millones por una menor producción de energía eficiente debido al mantenimiento realizado en el Complejo Ventanas, como también a causa de mayores costos por impuestos a las emisiones y menores márgenes asociados al contrato ENAP celebrado por única vez en 2016, compensado parcialmente por mejores márgenes obtenidos en período 2017 en acuerdo de arrendamiento de la central Nueva Renca con ENEL.


En cambio, en el SING hubo un aumento de US$45,9 millones por el margen adicional generado

por la entrada en operación de las dos unidades del proyecto Cochrane en Mejillones. Este efecto

positivo fue compensado por los efectos asociados al impuesto a las emisiones.


En el SIN, en tanto, se produjo una baja de US$2,6 millones, como consecuencia de menores ventas físicas en el mercado spot a precios más bajos, compensada parcialmente por mayores ventas por contrato a precios más altos.


A la vez que en el SADI la ganancia bruta subió en US$2 millones, por mayores ventas a clientes bajo la modalidad Energía Plus además del incremento en los precios del mercado Spot (Energía Base) relacionados con la emisión de la Resolución 19/2017 del Ministerio de Energía, compensados parcialmente con un incremento en los costos de gas natural además de mayores gastos por mantenimiento en relación al ejercicio anterior.


Dentro del resultado no operacional, hubo una menor ganancia asociada a la renuncia voluntaria sobre derechos de agua y la correspondiente baja de los créditos tributarios, además del efecto negativo del rescate anticipado de bonos por un total de US$325 millones en diciembre de 2017.


Se agregan, además, mayores “costos financieros” debido al término de la construcción e inicio de operaciones del proyecto Cochrane.


Con todo, la ganancia bruta consolidada disminuyó en US$7,8 millones producto de menores contribuciones del SIC y SIN de US$52,6 millones y US$2,6 millones, respectivamente, lo que fue compensado por el aumento de la Ganancia Bruta en el SING y SADI de US$45,9 millones y US$2 millones, en cada caso.