Moody's: Perspectiva del sistema bancario de Chile es negativa

|


Moodys ok

Pese a un mejor entorno operativo, la perspectiva del sistema bancario de Chile es negativa, lo cual refleja una mayor carga de deuda del gobierno, señala Moody's Investors Service en un nuevo informe.


"La capacidad del gobierno chileno para dar apoyo a los bancos en caso de necesidad podría

disminuir si sigue contrayendo más deuda y si su posición fiscal se debilita aún más", afirma Felipe Carvallo, Senior Analyst de Moody's.


No obstante, un mayor crecimiento económico y la creciente confianza mejorarán el entorno operativo. La economía crecerá 2,7% en 2018 y 2,9% en 2019, con respecto a 1,6% en 2017, gracias al aumento de los precios del cobre y a un crecimiento global más sólido.


La reciente reelección del Presidente Sebastián Piñera es favorable para el mercado, ya que fomentará la confianza comercial y del consumidor pese a la posible oposición en el Congreso a las reformas del presidente, la cual podría limitar nuevas inversiones.


La agencia de clasificación espera que la mejora de las condiciones comerciales respalde un mayor crecimiento de los créditos. Esta situación beneficiará las ganancias, y habrá un aumento del apetito por créditos de más alto rendimiento para consumidores de menores ingresos y para pequeñas y medianas empresas (PyMES).


Sin embargo, los efectos negativos de este apetito por mayores riesgos sobre la calidad

de los activos estarán limitados por la naturaleza diversificada de las carteras crediticias y el perfil de riesgo estable de deudores corporativos y consumidores.


Los niveles de capitalización seguirán siendo moderados a pesar de mayores ganancias, dado que el uso de capital se incrementa en línea con el crecimiento de los créditos, y el pago de dividendos permanece alto.


Sin embargo, una vez aprobada la Ley General de Bancos propuesta, habrá un gradual aumento de la capitalización, ya que algunos bancos buscarán elevar los colchones y otros resolver déficits contra nuevos mínimos.


El empuje de los bancos por incrementar los depósitos minoristas a cuenta de nuevos requisitos de financiamiento reducirá lentamente la dependencia de financiamiento institucional menos confiable, pero puede generar mayores costos de financiamiento.


Los bancos seguirán haciendo un uso relativamente alto del financiamiento del mercado, dado que buscan minimizar el descalce de vencimientos entre activos y pasivos.


A pesar de una posible disminución de la capacidad del gobierno para dar apoyo a los bancos más grandes de Chile en caso de necesidad, su disposición para hacerlo sigue siendo alta, como lo indica un aumento propuesto de la garantía de depósitos del banco central.