Una Ley Insuficiente

|


Luis Riveros

La llamada “Ley de Universidades” se tramitó en modo “express” a requerimiento del gobierno. Las indicaciones de los distintos parlamentarios no fueron discutidas suficientemente, mientras que una Diputada expresó que había que aprobar todo rápido, no importando los detalles, para que el nuevo gobierno no pudiera echar marcha atrás. Otra Parlamentaria también mencionó que la aprobación se hizo bajo alta presión del gobierno, obsesionado éste con sacar la ley, no importando en qué condiciones. Por esa razón se aprobaron cosas como la virtual expropiación del sistema de selección y admisión del Consejo de Rectores para así entregar su administración al gobierno de turno. Esto deja enormes vacíos respecto a la forma en que operará el sistema en el futuro, quedando en el aire la necesidad de revisar instrumentos y procederes. 


Nadie se explica cómo los propios rectores no se opusieron drásticamente a esto, que constituye una transgresión a la autonomía universitaria puesto que no está claro si cada universidad podrá o no aplicar sus propias mediciones y criterios de selección. Y también se siguió adelante con el tema de la gratuidad impuesta al sistema, aunque con un financiamiento parcial basado en un ”precio oficial” que será, nuevamente, calculado por el gobierno de turno. Esto constituirá el preludio a una sistemática reducción en la calidad formativa, y también del empobrecimiento de las universidades para llevar adelante investigación, que es el alma de la universidad para proyectarla a la formación de los nuevos profesionales y posgraduados. 


Es dudoso que esta reforma abra así una efectiva oportunidad para los jóvenes en mayor desmedro económico: posiblemente estudiarán en universidades de decadente calidad, sin alcanzar la posibilidad real de un “salto social” efectivo. 


Se trata además de una ley que no asegura los recursos que las universidades necesitan para innovar e investigar, como también para poder realizar la inversión necesaria. Una ley que en muchos aspectos deberá ser cuidadosamente reestudiada y revisada para hacerla relevante y efectiva.


Luis A. Riveros

Universidad de Chile