​Analistas ven poco probable que Plan de Infraestructura de Trump sea de rápida tramitación en el Congreso

|


Trump

El presidente de EEUU Donald Trump presentó el esperado plan de infraestructura, que fue una de sus promesas electorales más importantes, formalizando así su ambiciosa medida para incrementar la inversión dentro de los próximos 10 años. La presentación de este plan de estímulo a la inversión en infraestructura se realizó este lunes en el marco del encuentro del presidente norteamericano con gobernadores y alcaldes en la Casa Blanca. El proyecto contempla gestionar

hasta US$1,5 trillones, combinando fondos federales y estatales con incentivos para la inversión privada. De este total,unos US$200 billones serían fondos federales que Trump solicitará directamente al Congreso. La mitad de este monto sería para financiar o completar proyectos ya en marcha, y otros US$50 billones serían destinados a zonas rurales.


El plan dedicará asimismo US$20 billones a expandir el actual programa de préstamos y bonos para empresa privadas con el que actualmente se financian actividades para la renovación de infraestructura de transporte y de agua, entre otros. En el ámbito privado, promueve la desregulación para facilitar la aprobación de permisos como incentivo a la inversión. Sin embargo los analistas estiman que la reciente aprobación de la rebaja de impuestos, y el dilatado acuerdo

presupuestario que elevó el gasto social y el de defensa, hacen poco probable que la propuesta tenga una tramitación rápida en el Congreso. Todo indica que sería otra Ley Trump que pasaría por una tramitación compleja en el legislativo norteamericano, especialmente por el actual debilitamiento de las cuentas públicas y el creciente déficit fiscal. Más aún dado que ya han surgido voces alertando que el plan encarecerá el costo de vida para los estadounidenses por un aumento en el costo de uso de la nueva infraestructura.