​FNE da luz verde a operación de concentración entre matrices de ópticas GMO y OPV

|


Lentes opticos 9 2

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) aprobó, en la Fase 2 de investigación, el acuerdo de combinación entre Essilor International (Essilor) y Luxottica Group (Luxottica), cuyo análisis fuera extendido el pasado 15 de septiembre de 2017.


Ambas empresas participan en los distintos eslabones de la cadena productiva de la industria óptica nacional, siendo Essilor principalmente activo en el mercado mayorista de cristales oftálmicos, a través de Megalux, y en el mercado del retail óptico, a través de OPV. Mientras, Luxottica se desenvuelve en el mercado mayorista de armazones de prescripción y anteojos de sol, y en el mercado del retail óptico a través de GMO.


Así, dada la presencia de las partes de la operación de concentración en los distintos eslabones de la cadena de valor de la industria óptica, la FNE analizó la fusión desde una perspectiva horizontal, vertical y de conglomerado.


En el contexto del análisis del traslape horizontal de GMO y OPV en el retail óptico, se advirtió que, pese a las segmentaciones existentes en el mercado, las ópticas independientes ejercerían una presión competitiva significativa sobre las partes, y se verificó que no existen grandes obstáculos para la entrada, expansión y reposicionamiento de ópticas independientes, revirtiendo las preocupaciones sobre la posible existencia de riesgos unilaterales de carácter horizontal. Por lo tanto, la fusión no resultaría apta para reducir sustancialmente la competencia en lo que se refiere al retail óptico.


En cuanto al análisis competitivo vertical, la FNE determinó que OPV no cuenta con el volumen de compra necesario para dañar a los competidores de Luxottica aguas arriba, por lo que la entidad fusionada no contaría con la habilidad para materializar un eventual bloqueo de clientes a los proveedores de armazones de prescripción y anteojos de sol. Asimismo, debido a la baja recaptura adicional producto de la integración con OPV, la operación no generaría incentivos adicionales significativos en Luxottica para un bloqueo de insumos en la provisión de armazones de prescripción y anteojos de sol a sus rivales aguas abajo.


Sin perjuicio de lo anterior, la FNE advierte que Luxottica deberá emplear un especial cuidado en las condiciones comerciales que ofrezca al retail, para evitar eventuales abusos en la industria óptica.


Asimismo, se constató que Essilor no tendría la habilidad para materializar un bloqueo de cristales oftálmicos a retailers ópticos, principalmente por los bajos costos de cambio de proveedor de cristales que enfrentan los actores del retail y la existencia de proveedores alternativos.


Por último, la operación de concentración cuenta con una dimensión de conglomerado, dado que tanto los productos de Luxottica como los de Essilor son demandados por las ópticas de retail en Chile.


Así, en primer lugar, la FNE concluyó que la entidad fusionada no contaría con la habilidad para traspasar un eventual poder de mercado en la provisión de cristales oftálmicos al mercado mayorista de armazones de prescripción y anteojos de sol, debido al bajo costo de cambio de laboratorio óptico para las ópticas de retail y a la existencia de proveedores alternativos.


Además, a juicio de la Fiscalía, una estrategia de venta atada o empaquetamiento que traspase el poder de mercado de Luxottica al mercado de cristales oftálmicos, no tendría un efecto significativo en la competencia, por la baja magnitud de las ventas de los rivales de Megalux que pudiesen verse afectadas por una estrategia de este tipo y la ausencia de economías de escala relevantes en el negocio de laboratorios ópticos.


En definitiva, en consideración de los argumentos anteriores, la FNE aprobó pura y simplemente la operación entre Essilor y Luxottica, por considerar que no resulta apta para reducir sustancialmente la competencia.