permisos de edificación

​Un sector económico pedirá que no se le aplique la ley

La industria inmobiliaria ha estado intentando por todos los medios posibles que los permisos cursados por las municipalidades, tanto legales como ilegales, sean considerados como derechos adquiridos de “buena fe”, luego como actos bendecidos por un soberano iluminado, aunque todos sabemos que en las Direcciones de Obras es muy fácil “equivocarse” para otorgar permisos de edificación con normas contrarias a derecho que entregan privilegios normativos a sus titulares.

​Dos derrotas del alcalde Lavín en el ámbito de la ciudad

Lavín resolvió ejercer todas las acciones administrativas y judiciales para poder construir sus viviendas sociales en el predio de Vitacura y en base a que el terreno en Las Condes de la inmobiliaria Nueva El Golf no tiene la superficie necesaria para aumentar la constructibilidad del proyecto, apelará ante la Corte Suprema para que ésta resuelva sobre el fondo de la controversia. 

El Estado debe entregarle más poder a la Contraloría

La asimetría en la información disponible y las ventajas indebidas que obtienen algunos bien relacionados, por parte de las Direcciones de Obras Municipales, corrompen este sector gravitante de la economía, lo que no parece importarle mayormente a las asociaciones gremiales empresariales, a las autoridades de los distintos gobiernos y hasta a los colegios profesionales ligados a la construcción.