Patagonia

​El que se apura, pierde su tiempo

Acá las distancias se miden en horas y el dicho de la Patagonia que dice “el que se apura, pierde su tiempo”, no es un signo de flojera sino un sinónimo de que las cosas tienen un ritmo propio. 

​La Patagonia la lleva

En un pasado no muy lejano, una buena parte de los terrenos con quebradas, no agrícolas, llenos de piedras y rocas, tenían un valor material muy precario, cuestión que un extranjero como Tompkins vino a cambiar.