farmacos

​¿Cómo fue que las farmacéuticas convencieron a todos de que la depresión debía ser tratada con fármacos?

El problema de esta manipulación informativa fue la masificación de los medicamentos a pesar de que una o miles de millones de personas, quizá, no lo necesitan. Esto llevó a la creencia no sólo de que el único estado de ánimo permitido en la sociedad fuera la felicidad –y en el caso de no sentirlo, uno se encontraba encarcelado en la tipificación de raro y rechazado social–, también de una urgente necesidad de consumir pastillas como única alternativa al bienestar general.