Inicio Contacto Mapa del sitio
 
 
 
Noticias RSS
 
Twitter
Facebook
  Untitled Document Texto a la izquierdaTexto justificadoTamaño de letra sugeridoTamaño de texto medianoTamaño de texto grande Envar a un amigo  
Facebook
14/07/2014

BAJO PROTOCOLO DE REFORMA TRIBUTARIA
Acuerdos de Doble Tributación Impedirían que se Alcance Meta de US$8.200 Millones

     
   
     

Según analistas, las dos alternativas de tributación que propone el documento vulnerarían los acuerdos establecidos con una serie de naciones, algo que, entre otras cosas, derivaría en una menor recaudación que los US$8.200 millones estimados por el gobierno.

Una relevante interrogante en torno al tratamiento de los retiros de las utilidades de los inversionistas extranjeros se abrió tras darse a conocer la semana pasada el protocolo de acuerdo de reforma tributaria, afectando, potencialmente, al “corazón” de la iniciativa: su recaudación. Y es que se acusa que el propuesto sistema semi integrado contravendría al menos 21 convenios de doble tributación suscritos por nuestro país. Si bien el protocolo adelanta, en el segmento que apunta a la posibilidad de optar entre dicho esquema y uno atribuido, que “el diseño de estos sistemas resguardará la normativa contenida en los convenios”, para varios analistas no queda claro de qué manera se evitarán las contradicciones.   

Cambio en las Reglas del Juego

El nuevo sistema semi integrado, que contempla un 27% de Impuesto de Primera Categoría con un crédito del 65% sobre el Impuesto Adicional, cambia el panorama del actual del sistema integrado, que contempla el 100% de crédito. Modificándose ese principio tributario establecido en los convenios, los inversionistas extranjeros podrían rechazar el pago del impuesto adicional chileno, y optar por el límite de la tasa incluida en los acuerdos de cada país con Chile, que varía entre 0% y 15%, según cada caso. Más aún, para Rodrigo Benítez, presidente del Instituto Chileno de Derecho Tributario y socio de la auditora BDO, al “aplicar este nuevo sistema, se estaría abriendo la posibilidad de que 11 países, Australia, Canadá, Ecuador, Corea, México, Rusia, Estados Unidos, y otros, apliquen el límite al impuesto adicional de un 5% contenido en sus convenios”. Benítez añade que en estos casos, la tasa máxima imponible para la inversión extranjera quedaría en 30,64%. “Esto llevaría a que se ubiquen bajo una tasa máxima menor al 41,2% de los inversionistas locales”, indica.
Pero además, el abogado plantea que con otros 10 países (Bélgica, Colombia, Croacia, Nueva Zelanda, Portugal, España y Reino Unido, entre otros), un cambio en las reglas del juego como el establecido en el protocolo, permitiría renegociar los tratados suscritos. 

Problemas de Recaudación

Cabe señalar que, tal como se ha remarcado en el mercado, el sistema de renta atribuida será utilizado particularmente por empresas pequeñas, por cuanto no se espera que los inversionistas foráneos opten por él, “a no ser que distribuya el 100% de las utilidades al extranjero, y en proyectos de largo plazo eso no sucede”, remarca Benítez.
En este plano, Patricio Rojas, economista de Rojas & Asociados, asegura que dichas inversiones “podrían demandar regirse por las tasas que están convenidas en sus tratados”. Acusa que, en los cálculos actuales del gobierno, se asume que los inversionistas externos debieran ir al pago de los dividendos con el crédito del 65% para alcanzar la meta de recaudación de US$8.200 millones, pero que, con los contratiempos señalados, “la merma en la recaudación producto de estos casos sería relevante”. Rojas recuerda, en este sentido, que “del total de los dividendos de las grandes empresas, el 60% corresponde a inversionistas extranjeros, por lo tanto se trata de un monto considerable”.
Por otro lado, Hugo Hurtado, director Internacional Tax & Legal de Deloitte, advierte que “en algunos convenios entre países se agrega una cláusula que dice que si el impuesto a las utilidades excede el 42%, las partes deben sentarse a negociar. Esto ocurrirá si se interpreta que la tasa máxima será de 44%”, afirma. 

Respuesta del CIE

Con todo, el vicepresidente ejecutivo del CIE, Jorge Pizarro, asegura que en el segmento del protocolo que crea los dos sistemas tributarios se plantea un resguardo sobre estas materias. Sin embargo, prefiere no adelantar alternativas sobre el mecanismo a utilizar. “Ahora tiene que ir a la redacción técnica, no puedo adelantarme a la escritura propia del texto, eso lo está viendo Hacienda junto al trabajo con los parlamentarios correspondientes”. De todas formas, es enfático en sostener que “cualquier interpretación que piense que Chile está cambiando el rumbo, y que con su propia normativa interna va a estar poniendo en riesgo el esfuerzo que ha tenido para integrarse globalmente, me parece que es una mirada equivocada”.