Inicio Contacto Mapa del sitio
 
 
 
Noticias RSS
 
Twitter
Facebook
  Untitled Document Texto a la izquierdaTexto justificadoTamaño de letra sugeridoTamaño de texto medianoTamaño de texto grande Envar a un amigo  
Facebook
26/03/2014

ERNESTO TALVI
Situación Financiera de Brasil es Muy Sólida Pese a Dificultades Macroeconómicas

     
   
     

El director de la Iniciativa Brookings-CERES para América Latina aseguró que la rebaja de la calificación del país no fue mayor gracias a su “colchón de liquidez internacional extraordinariamente alto”.

— S&P argumentó la rebaja de la nota de la deuda soberana de Brasil en el “deterioro fiscal” ¿Está de acuerdo?

— En efecto Brasil va a enfrentar un ajuste macroeconómico bastante significativo, debido a que tiene un déficit de cuenta corriente importante, cercano a 5% del PIB, lo que indica que la economía gasta por encima de los ingresos domésticos, financiándose en el exterior. En un mundo donde las tasas de interés irán subiendo y la disponibilidad de capitales externo va a ser menos abundante, el ajuste de los niveles de consumo y de inversión va a ser importante. 

— El banco central brasileño defendió la economía del país apuntando, por ejemplo, a la flexibilidad del tipo de cambio y colchones de protección…

—Brasil tiene un colchón de liquidez internacional extraordinariamente alto para enfrentar sus obligaciones y para moderar cualquier influencia negativa que haya sobre el tipo de cambio, lo que no quita que desde una perspectiva macroeconómica este en una posición vulnerable. 

— ¿Es pertinente entonces la rebaja de su calificación?

— Las dificultades macroeconómicas, que no le permitirán a Brasil crecer en 2013 por encima de 2%, hacen que las perspectivas no luzcan promisorias, por eso S&P opta por rebajar la nota. Pero le mantienen el nivel de grado de inversión, justamente porque la situación financiera es muy sólida. 

— ¿Qué debiese hacer Brasil para revertir el deterioro de las perspectivas macroeconómicas?

— Hay que ajustar los niveles de consumo, inversión y de gasto público de manera que sean compatibles con los ingresos, en lugar de seguir financiándose con crédito externo. También es importante, ahora que los vientos externos no juegan a favor de Latinoamérica, que Brasil crezca basado en profundas transformaciones,  de capital humano y de  infraestructura física y tecnológica.