Inicio Contacto Mapa del sitio
 
 
 
Noticias RSS
 
Twitter
Facebook
  Untitled Document Texto a la izquierdaTexto justificadoTamaño de letra sugeridoTamaño de texto medianoTamaño de texto grande Envar a un amigo  
Facebook
07/03/2013


Capacidad ociosa

     
   
     

“Más allá de las consideraciones estructurales, es un hecho que los pronósticos para el PIB se están ajustando al alza, y así también lo podría hacer el Banco Central en su próximo IPoM”.

La economía chilena comenzó el año con un impulso relevante.   El crecimiento de 6,7% apuntado por el Imacec de enero fue ampliamente valorado por el Gobierno y por agentes privados. 

Y es que al protagonismo que mantienen los sectores no transables, en atención al buen pie en el que se encuentran las expectativas de los consumidores, se sumó un notable incremento de 8,4% en la producción minera y un avance de 4,3% en la de manufacturas.

Pero no sólo la variación anual de la actividad fue significativa, también lo ha sido la trayectoria en el margen.  Sin ir más lejos, se constató una expansión de 0,1% respecto de diciembre, no obstante la exigente base de comparación (1,2%), mientras que la tasa desestacionalizada escaló 6,5% en comparación con igual lapso de 2012.  Para diversos economistas, estos antecedentes dan cuenta de que la desaceleración aún no desembarca en Chile.

Así las cosas, ¿será posible mantener el dinamismo de 2012?   La opinión mayoritaria en el mercado remarca que el 5,6% de aumento apuntado por el PIB el año pasado no se replicaría en 2013.   Esto, argumentan, debido a que la capacidad ociosa advertida hace doce meses ya se ha agotado, razón por la que el Producto transitaría hacia su potencial, cercano al 5%.

Con todo, más allá de las consideraciones estructurales, es un hecho que los pronósticos se están ajustando al alza, y lo propio podría hacer el Banco Central en su próximo Informe de Política Monetaria (IPoM), organismo que en el último reporte proyectó  un rango entre 4,25% y 5,25% para el año. 

La persistencia en la velocidad del gasto, superior a la del PIB, también será un tópico clave en el documento de este mes, conforme surgen voces que subrayan la eventual incubación de presiones a la luz de un sobrecalentamiento; aspecto que, por de pronto, Hacienda ha desestimado
.