Inicio Contacto Mapa del sitio
 
 
 
Noticias RSS
 
Twitter
Facebook
  Untitled Document Texto a la izquierdaTexto justificadoTamaño de letra sugeridoTamaño de texto medianoTamaño de texto grande Envar a un amigo  
Facebook
09/11/2012


Clínicas en Alerta por Costo que se Fije Para Plan Garantizado de Salud

     
   
     

En entrevista con ESTRATEGIA, Ana María Albornoz, gerente general de Clínicas de Chile, la cual agrupa a 38 clínicas que representan el 70% de las prestaciones privadas, señala que el sector está teniendo un auge en prestaciones e inversiones, pero miran con atención que un bajo costo del Plan Garantizado de Salud signifique que las aseguradoras busquen centros médicos de menor calidad.

—¿Cómo ha sido el año de las clínicas privadas?
—Han tenido una actividad bastante estable, con una creciente demanda de las prestaciones, eso ha llevado a mayores inversiones del sector, tanto de ampliación como de nuevos establecimientos.

—¿Cuánto ha crecido el sector en los últimos años?
—Para dar una dimensión de esto podemos señalar que se ha pasado en los últimos 10 años de 3.600 camas a 6.100. Las prestaciones totales del país, que no incluyen atención primaria municipal, alcanzan a casi 185 millones en el sistema de salud, de las cuales el sector privado entrega el 45% con más de 82 millones de ellas. De estas, un 44% corresponden a personas que provienen de Fonasa. Las Isapres son importantes para las clínicas privadas, pero Fonasa también.   

—¿Cuál ha sido el rol de las clínicas privadas en la salud chilena?
—Desde los inicios del sector, los prestadores privados han permitido aumentar los niveles de calidad y atención del sistema. El aporte es permitir que las personas accedan a prestaciones de calidad. El nivel de salud de Chile es reconocido en otros países y eso se debe en parte al rol de las clínicas privadas.

—¿Qué repercusiones tendría para las clínicas el Plan Garantizado de Salud que contempla la reforma al sistema de salud en discusión en el Congreso?
—La mayoría de los pacientes que atendemos son de Isapres y, si la gente se retira de éstas obviamente nos afecta. Estamos de acuerdo que se perfeccione el sistema de isapres, pero con un PGS que establezca un valor adecuado, ya que si el valor es muy bajo, las aseguradoras podrían preferir hacer convenios con centros de atención que no presenten  niveles de calidad. Nuestro temor es que si el PGS tiene un valor muy bajo, la gente no va a acceder a prestaciones de calidad.